Europa

Los ocho mejores sitios de Europa que tienes que visitar

8. Andalucía, España

Andalucía es la madre del folklore español. No hay mejor lugar que este para descubrir la magia del flamenco y de las corridas de toros. Este destino ofrece playas de arena dorada y cordilleras repletas de vegetación que alguna vez fueron testigos de la historia de Don Juan y Carmen. El legendario río Guadalquivir atraviesa el territorio y la fauna variada, junto con el encanto de los habitantes y la combinación de paisajes hacen que los visitantes regresen una y otra vez. Sevilla, la capital de Andalucía, es uno de los sitios preferidos por los turistas debido a la gran cantidad de puntos de interés que adornan la zona. La imponente catedral Torre del Oro y el antiguo barrio Santa Cruz son apenas algunos de los puntos que merecen ser recorridos en Sevilla. La Costa del Sol ha sido bendecida con algunos de los mejores balnearios del planeta. En la costa del Mediterráneo el clima es agradable, la comida es deliciosa y la cultura está oculta en cada rincón. A los fanáticos del deporte, les sugiero que no dejen de aprovechar la posibilidad de esquiar en Sierra Nevada o de surfear en Tarifa, según la época en la que vengan de visita.

Andalucia, Spain

7. Tromso, Noruega

Tromso no suele ser el primer destino en mente a la hora de planear sus vacaciones; sin embargo, esta pequeña localidad realmente merece ser explorada. De mayo a julio la ciudad disfruta de un fenómeno natural conocido como sol de medianoche. En esta época, el sol permanece por encima del horizonte. Algunos de los puntos más populares para apreciar el paisaje son los teleféricos, el puente Tromso y el frente de la catedral del Ártico. Otra maravilla de la naturaleza que podrá presenciar en Noruega es lo que se conoce como aurora boreal o luces del norte. De septiembre a marzo, los visitantes podrán ser testigos de este espectáculo colorido que se apodera del cielo de Tromso. Los amantes de la vida al aire libre podrán aprovechar del clima agradable y de las tardes soleadas para aventurarse en algún safari o para practicar pesca sobre hielo. Las mezclas de luz y oscuridad dan como resultado una atmósfera mística y única. Entre los puntos de interés más populares del lugar se encuentran el museo de Tromso, los jardines botánicos y la catedral del Ártico. Prepárese para vivir una experiencia inolvidable en las tierras noruegas.

Resultado de imagem para tromso, Noruega

6. Viena, Austria

“Bebamos un café” es una frase muy común en Viena. El café es un ícono cultural y una de las principales fuentes económicas. Con tantos palacios de estilo barroco y tiendas coloridas, este destino es el sueño de cualquier viajero. La ciudad parece haberse detenido en el tiempo; el legado histórico se mezcla con la dinámica del presente. Los escenarios de música electrónica son variados y los clubes nocturnos atraen a miles de visitantes. Por otro lado, los artistas callejeros llenan de magia cada rincón de la ciudad. Le recomiendo visitar Viena en época de carnavales, ya que se organizan miles de eventos elegantes a los que no puede dejar de asistir. Si viene de visita en verano, no puede perderse los festivales de cine. En Viena encontrará más de 21 mercados típicos que abren sus puertas al público a lo largo del día. Allí conseguirá desde baratijas hasta artículos de lujo. Deléitese con un bocadillo local y luego diríjase al palacio Schloss Schönbrunn para ampliar su conocimiento del mundo.

Jorg Hackemann / Shutterstock.com

5. Dubrovnik, Croacia

George Bernard Shaw estaba tan encantado con esta ciudad que se refirió a ella como “el verdadero paraíso en la Tierra”. Ninguna frase es suficiente para describir la belleza de Dubrovnik. La “perla del Adriático” está repleta de monasterios antiguos, de iglesias de estilo barroco y de palacios de la aristocracia que deleitarán sus ojos. La parte antigua de Dubrovnik es la primera parada en el recorrido y en ella se destacan la parte vieja y el patrón San Blas. Deje atrás sus preocupaciones en alguna cafetería o relájese en alguna playa alejada de los turistas; no puede perderse la oportunidad de ver la costa Dálmata. Para los que jamás hayan oído hablar acerca de Dubrovnik, se trata del escenario de filmación de la exitosísima serie de HBO “Game of Thrones”. En cada episodio, la ciudad se transforman en “King’s Landing” y los puntos más famosos son la calle de Santo Domingo, la isla de Lokrum, el palacio Sponza y Knezev dvor. El hotel Belvedere fue construido en 1986 y está repleto de reseñas históricas; tuvo que cerrarse durante seis años debido a que servía de refugio y era el principal blanco de la armada yugoslava.

Dubrovnik, Croatia

4. Kas, Turquía

Al sur de la costa mediterránea de Turquía, a tan sólo dos horas en automóvil del sudeste de Fethiye, se encuentra una aldea pesquera histórica llamada Kas. Hoy en día es considerada una atracción turística, ya que cuenta como las mejores zonas para bucear de todo el Mediterráneo. Puertos pintorescos y playas repletas de guijarros son apenas una pequeña parte del encanto de Kas. Las construcciones se erigen entre medio de montañas, rodeadas por la inmensidad de las aguas azules del Mediterráneo. Dé rienda suelta a su espíritu aventurero y visite las ruinas de la antigua ciudad de Antiphellos o pase el día admirando la belleza de la isla griega de Megisti. Kas también ofrece excursiones en bote a otras localidades contiguas como Kalkan. Si lo que busca es relajarse, deguste algún café en una cafetería turca tradicional. Turquía es una verdadera joya cultural que debe recorrer al menos una vez en su vida.

Kas, Turkey

3. Sorrento, Italia

Este territorio al sur de Italia es sorprendente los 365 días del año, debido a que desde aquí se puede acceder a Capri y a Nápoles. Es el sitio perfecto para degustar la verdadera gastronomía italiana y se trata del lugar de origen del auténtico gelato. Los escenarios imponentes combinados con los manjares del viejo mundo sorprenderán a cualquiera. La mayoría de los turistas llega a recorrer la maravillosa costa Amalfitana, que se ubica a poca distancia de Nápoles. Esta localidad es el referente principal de la cultura del país; aquí nacieron Sophia Loren, la pizza que hoy conocemos y la Camorra, una organización mafiosa. Pompeya, en la Antigua Roma y Paestrum, con sus vestigios grecorromanos, no deben pasarse por alto. Jamás se aburrirá en Sorrento. De hecho, si lo hace, puede relajarse en alguna de las tantas playas paradisíacas de la región y degustar una exquisita copa de vino mientras contempla el atardecer. El encanto de sus habitantes hará que jamás quiera irse de Sorrento.

Amalfi Coast

2. Budapest, Hungría

Budapest está partida en dos por el río Danubio. Por un lado está Buda, con sus colinas, sus castillos y sus reliquias de los otomanos. Por el otro, Pest combina bulevares adornados con árboles, bares temáticos y apartamentos. Budapest se llena de magia con los 118 manantiales que bañan de aguas termales a toda la ciudad. Se la conoce como el epicentro de los spas; los fanáticos podrán optar entre el Szechenvi spa, con su estilo neobarroco que data de 1913, y el Rudas Spa, con baños turcos del siglo 16 adornados con arquitectura otomana. Otra gran opción para los visitantes es recorrer las ruinas romanas del museo Aquincum, explorar el parque de las estatuas comunistas o ver de cerca la imponente cúpula de la basílica de San Esteban. Escápese a la isla Margarita, que se utilizó como harén durante la ocupación turca.

Budapest, Hungary

1. Innsbruck, Austria

No hay mejor lugar para pasar sus vacaciones de invierno en Europa que el parque alpino Karwendel. Esquíe como un profesional mientras admira los paisajes imponentes. Aquí necesitará muchísima energía, ya que alguna vez fue la sede de los juegos olímpicos de invierno. Alquile una cabaña tradicional en alguno de los tantos complejos turísticos de la región y prepárese para disfrutar a lo grande. Austria puede parecer un poco intimidante al principio pero, no se preocupe, los ciudadanos locales estarán encantados de que se les una a la diversión. Si le hace falta un respiro de tanto esquí, puede visitar los castillos y las catedrales de estilo medieval. Si lo desea, puede degustar algún bocadillo en uno de los tantos restaurantes y bares de la ciudad. Como si esto fuera poco, Innsbruck es el epicentro de los deportes invernales. Además, se encuentra a medio camino de otros puntos de interés turístico como Verona, Italia y Múnich, Alemania. Si lo acompañan los miembros más pequeños de su familia, acérquese al zoológico alpino o al jardín botánico de la Universidad de Innsbruck para vivir una jornada inolvidable. Con tanto para hacer, ¡no le alcanzarán los días!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s