Asia

Siempre decimos que no existen los lugares imperdibles, ya que lo que para uno puede ser el lugar del que se lleve los mejores recuerdos de su viaje, para otro puede no significar nada. Nosotros, por ejemplo, le damos mucha importancia a la comida, por eso es que Malasia, entre otras cosas, está entre nuestros países preferidos. Pero también leemos mucha gente decir que no hay nada interesante para ver, cosa que no podemos comprender.

Otros no pueden entender cómo no pasamos más tiempo en las playas, y cómo es que en nuestro segundo viaje por Tailandia recorrimos el Sur sin ir a ninguna de las islas. Nosotros preferimos dejar la arena y el sol para Filipinas, Malasia y hasta Camboya, donde podemos estar más tranquilos que en las turísticas Koh Phi Phi, Koh Phangan o Koh Tao. Pero para los que le gusta ir a la playa de día y salir de fiesta de noche, hay pocos lugares como estos.

Singapur nos encanta, mientras que muchos dicen que no hace falta pasar más de 2 o 3 días porque no es más que una ciudad moderna. De Chiang Mai muchos se quedan enamorados, pero para nosotros es uno de los lugares más prostituidos (literalmente) de todo el Sudeste asiático.

Cuando estás planeando un viaje al Sudeste asiático es difícil elegir, o porque no conocés nada de los lugares a los que estás yendo y vas porque todos van, o porque leíste mucho y todos te tientan. La principal recomendación que damos a los que nos preguntan por itinerarios, es que no traten de abarcar mucho en poco tiempo, porque ya sabés del dicho del que poco aprieta, además de que vas a terminar cansado y gastando mucho más.

Pero como gustos son gustos, diría un malayo mientras se come un helado de choclo, decidimos escribir esta lista con nuestros 10 lugares preferidos del Sudeste asiático. Entre los tres viajes que hicimos (2009, 2011 y 2013/14) estuvimos en la zona un total de 16 meses. El único país que todavía no pudimos conocer es Timor Oriental, ¡aunque ya vamos a volver por vos!

No conocemos cada rincón del Sudeste asiático, ni mucho menos, pero en 16 meses en la ruta, estos son los lugares que se quedaron guardados en nuestros corazones…

TAM COC, VIETNAM

“Es como Halong Bay, pero sin agua”, nos había dicho Guada de Hasta Pronto Catalina. Sí, es una buena definición para que te hagas una idea de cómo es este lugar, pero lo mejor es que no vas a sentir que te metiste en un hormiguero de turistas. La razón por la que muchos no vienen a Tam Coc es porque la mayoría de las compañías de buses turísticos no lo incluyen entre sus paradas. Bueno, no esperes haber llegado al lugar más remoto del Sudeste asiático, pero ni se compara con el destino más famoso de Vietnam.

A nosotros nos tocaron cinco días grises y de lluvia. Siguiendo las leyes de Murphy, el día de irnos nos despertamos con un sol radiante, que al menos nos dejó ver esas montañas que parecen salidas de una pintura tradicional china. Cuando el viento y la lluvia nos dejó, salimos a andar en bicicleta, pedaleando por caminos de tierra entre las montañas y callejones angostos con casas de piedra, hombres vestidos de verde oscuro y gorro militar y las banderas rojas con la estrella amarilla por todos lados. Un lugar ideal para filmar una película de la Guerra de Vietnam. O mejor una romántica.

Muchos se refieren a Tam Coc como Ninh Binh, pero esta es una ciudad ruidosa y bastante fea que está a 7 kilómetros. Si bien tiene más oferta de alojamiento barato, lo mejor es quedarse en Tam Coc, donde también hay algunas opciones mochileras y es mucho más tranquilo y pintoresco, además de que vas a estar en la entrada del Parque Nacional.

Más información en Itinerario de nuestro viaje por Vietnam

Tam Coc, Vietnam

BANDAR SERI BEGAWAN, BRUNÉI

Ya les contamos varias veces sobre nuestro cariño hacia los países chicos y poco conocidos. Esos que en el mapamundi no son más que un diminuto puntito y de los que nadie habla, ni por buenas, ni por malas razones. Estos países son los que más intriga nos causan, justamente porque muy poco sabemos de ellos.

“¿Y qué habrá en… Brunéi?”, nos preguntamos. Qué mejor manera de averiguarlo que yendo hasta Bandar Seri Begawan, la capital del Sultanato.

Nos encontramos con una ciudad muuuuy tranquila, con ambiente de pueblo. Con una de las mezquitas más lindas que hayamos visto, donde nos sentamos a ver mágicos atardeceres, relajados, como parecen estarlo todos los locales. Con un partiuclar museo donde se exhiben regalos protocolares que le hicieron al Sultán (“¿Qué hacemos Excelentísimo Sultán con esto que le manda un tal Menem, de Argentina?” “¿¡Qué se yo…!? ¡Mandá a abrir un museo para meter todas estas porquerías!) y, lo que más nos asombró, con el pueblo flotante más grande del mundo, Kampong Ayer, formado por 42 aldeas unidas por pasarelas, donde viven casi 40.000 personas en casas palafito. Hay escuelas, mezquitas, mercados, estaciones de servicio para botes, comisaría, cuartel de bomberos, un hospital… en fin, todo lo que te imaginás de un pueblo, pero sobre el agua.

Para muchos, Brunéi no tiene nada que valga la pena, pero esas tardes en el patio de la mezquita o en bote por Kampong Ayer, para nosotros fueron especiales.

Brunei National Mosque

PULAU KAPAS, MALASIA

Si el paraíso que idealizas tiene arena blanca y suave, agua turquesa y templada, corales vivos con peces de colores y algún que otro bar pero que no llegan a disturbar el ambiente… entonces Pulau Kapas se acerca bastante.

Creemos que nada puede ser más fugaz que esta información, porque en unos años seguramente la pequeña isla no será la misma. La playa se llenará de gente, los tours de buceo se triplicarán afectando al coral, los bares ocuparán toda la costa y la selva se tirará abajo para satisfacer la demanda de alojamiento. Esperemos que esto no pase, pero parece inevitable. Por lo que nosotros vivimos, cuando alguien habla de playa de postal, Pulau Kapas es una de las que nos imaginamos. Por más que vengas de varias playas en Tailandia o de las Perhentian (las más famosas de Malasia), nosotros te diríamos que te guardes algunos días para esta belleza.

Más información en Itinerario de nuestro viaje por Malasia: Península

Pulau Kapas 2, Malasia

KAWAH IJEN, INDONESIA

El Monte Bromo se lleva toda la prensa en Java, haciendo que el exceso de turistas le saquen gran parte de la magia a la experiencia de caminar por un volcán activo. Pero si mirás para el Este, hay otro cono que hierve y manda señales de humo: Kawah Ijen.

A diferencia de la mayoría de los volcanes activos de Indonesia, para el ascenso a Kawah Ijen no necesitás guías, ni permisos, ni experiencia previa, lo que hacen que sea un lugar muy accesible y barato.

En la caminata nocturna hasta la cima no vas a estar solo. Junto a vos, van a marchar los “trabajadores del diablo”, hombres con hernias en sus espaldas que hipotecan su vida en busca de azufre, el oro líquido que se extrae desde el cráter del volcán. El lago color turquesa y el paisaje que te rodea van a ser tu recompensa. Para ellos, no será más que otro día en uno de los trabajos más insalubres del mundo.

Más información del Volcán Ijen en Itinerario de nuestro viaje por Bali, Java y Sumatra.
Para conocer más acerca del trabajo de la recolección de azufre, no te pierdas Caminando con los empleados del Diablo en Kawah Ijen.

Peligro y trabajador en el Kawah Ijen, Java, Indonesia

MAE SALONG, TAILANDIA

Tailandia está llena de destinos súper turísticos, pero nosotros nos quedamos con el simpático Mae Salong, uno que no muchos tienen en cuenta.

Mae Salong no tiene nada que ver con otros lugares del país, sino que es como si hubiesen sacado un pedacito de la Provincia de Yunán (China) y llevado a Tailandia. Las entradas de las casas están decoradas con lámparas rojas y los dibujitos que te dan la bienvenida a cada lado de la puerta, la gente habla yunanés, miran la televisión china, hay comida china, las clases de la escuela por la que pasamos eran en mandarín, y de apariencia son yunaneses. Si no fuera por el 7- Eleven y porque el Baht sigue siendo la moneda, diríamos que estamos en China.

El clima es fresco, las montañas envolventes, las plantaciones de té cubren las colinas, el alojamiento baratísimo y las minorías étnicas no están disfrazadas para que los turistas saquen fotos, sino que siguen usando su vestimenta tradicional.

Después de cuatro meses de viaje, nuestro lugar en Tailandia llegó justo cuando nos estábamos por ir. Si viajás por el Norte, no te quedes sólo con Chiang Mai, hay mucho más para ver.

Más información en Itinerario de nuestro viaje por Tailandia (Norte).

Itinerario viajar a Tailandia: tribu akha, Mae Salong

YANGÓN, MYANMAR

Sin esperarlo, nos enamoramos de la personalidad de Yangón. Llegamos pensando que sería una de esas ciudades en las que querés escapar apenas pisarla, pero algo de ella nos atrapó.

Pintorescamente venida abajo, fotogénicamente sucia y alegremente caótica. Yangón es distinta a cualquier ciudad que conocías. Cuando pensabas que era parecida a Calcuta, te despertás a la mañana y ves a los monjes recibiendo sus ofrendas diarias, entonces te das cuenta de que no estás en India. Las mezquitas la hacen parecer a Daca, pero las pagodas te hacen acordar que estás en el Sudeste asiático. Pero si estás en el Sudeste, ¿por qué nada es familiar? Yangón es el núcleo de la transición entre estos dos subcontinentes y, como tal, tiene lo mejor y peor de cada uno.

Puede que Myanmar no te reciba con la cara más bonita, pero sí con la real. Tal vez escuches a muchos decirte que no vale la pena pasar más de lo necesario en Yangón, pero sería una lástima hacerles caso, ya que en la capital vas a tener la mejor introducción a lo que te espera en el viaje.

Más información en Itinerario de nuestro viaje por Myanmar.

Sule Pagoda, Yangon, Myanmar

KOMODO Y RINCA, INDONESIA

Viajando por la isla de Flores llegamos a Labuan Bajo, pueblo desde donde se organizan las visitas a las islas de Komodo y Rinca. Al principio teníamos nuestras dudas de ir, ya que la única manera, salvo que puedas pagar el bote para vos solo, es con un grupo. Pero dos chilenas vinieron a hablarnos, y con ellas una pareja de alemanes, diciendo que necesitaban dos más para poder salir al día siguiente. Cuando pensamos en lo cerca que estábamos del único lugar del mundo donde podíamos ver a los Dragones de Komodo de los que tanto habíamos escuchado hablar, nos convencimos.

La excursión de dos días no se quedó en estas enormes bestias. Sólo por el snorkelling ya hubiese valido la pena hacerla. La sensación de nadar con rayas gigantes, con esa pasividad artística con la que se mueven, es emocionante. En el Mar de Flores todavía se puede ver lo que se vería en las islas del Sur de Tailandia de no haber cientos de botes por día destruyendo la vida submarina.

A pesar de que somos fervientes anti-tours, en especial en países como Indonesia donde los chantas abundan, todo salió mucho mejor de lo que esperábamos. De habernos quedado Labuan Bajo, nos hubiésemos perdido de este lugar mágico, fuera y dentro del agua.

Más información en Itinerario de nuestro viaje por Sulawesi y Flores.

Labuan Bajo - Flores, Indonesia

SINGAPUR

¿Que Singapur es una ciudad moderna y nada más? ¡Pero por favor, no nos pongan violentos! Singapur es una mezcla de culturas, reunidas bajo un mismo cielo y una misma bandera, pero manteniendo sus tradiciones que las hacen únicas. En un mismo día vas a sentir que estuviste en China, India y Medio Oriente. Vas a entrar a un templo budista y ver suvenires berretas en Chinatown, después almorzar un thali en Little India al ritmo de la música de Bollywood y a la tarde escuchar el llamado a la oración de la Sultan Mosque mientras caminás por Kampong Glam, el barrio musulmán. Y guardate energías para la noche, porque la cosa se pone buena, con recitales y cine gratis, show de luces en Marina Bay y ladies night en varios clubes.

Tampoco nos vengan con la excusa de que es demasiado caro, porque hay muchas maneras de hacerlo barato. Nosotros, en 20 días, gastamos USD 40 entre los dos, ¿es mucho eso? Te contamos las claves en 10 cosas que no creerás que son gratis en Singapur.

Singapur es Asia en versión relajada, donde las leyes se cumplen, donde ningún auto/moto/camión/tuk-tuk/camioneta te va a pisar si intentas cruzar la calle, ni tampoco te van a cobrar de más por ser extranjero. Si venís de viajar por el Sudeste asiático, va a ser un lugar donde podés bajar la guardia y relajarte. Si recién empieza tu viaje, vas a tener la introducción más pacífica para lo que vendrá.

Si vas a viajar a Singapur, no te pierdas toda la información marcopólica haciendo clíck acá.

Marina Bay al atardecer, Singapur

PENANG, MALASIA

Si tenemos que elegir nuestra ciudad preferida del Sudeste asiático, Georgetown, la capital de Penang, es la namber uan. Tanto nos gusta que la segunda vez que vinimos nos quedamos 15 días y ahí fue cuando nuestro amor empezó a crecer.

Georgetown es una ciudad bohemia como pocas en Asia, con sus casas que por descuidadas son pintorescas; con el arte tatuado en sus paredes; con los desordenados negocios de chinos que no parecen haber cambiado en décadas para deleite de los fotógrafos y, para hacerla completa, también tiene la comida… uffff ¡enak!, casi sin discusiones la mejor de Malasia. Penang cambió en los últimos años para atraer más turismo, pero sin venderse a las masas, sino enalteciendo su esencia.

Además de todo esto, también está Little India, el barrio más colorido de la ciudad. Si nunca estuviste en India, ésta es una versión muy light de la original, donde vas a poder disfrutar de la música, el ambiente y la comida, pero sin pisar caca de vaca, tener que esquivar pilas de basura o ser perseguido por insoportables vendedores.

Si querés descansar de la ciudad, al otro lado de la isla está el Parque Nacional Penang. De día hay algo de gente, aunque no mucha. Pero si pasás una noche, lo más probable es que tengas toda la playa para vos solo.

Más información de Penang en Itinerario de nuestro viaje por Malasia: Península.
Para viajar imaginariamente por las callecitas de Penang, no te pierdas: Penang, donde las paredes hablan y Veo Veo: una calle de amor y trampa.

Arte callejero Penang, Malasia 28

Love Lane, Penang, Malasia  1

NAGTABON, FILIPINAS

Creemos que acá estamos revelando uno de los grandes secretos de Filipinas. Nos gustaría guardarlo para nosotros solos, pero si estamos hablando de nuestros 10 lugares preferidos del Sudeste asiático, no podemos ser egoístas.

La playa idílica que te presentamos se llama Nagtabon. Está ubicada a sólo 40 kilómetros de Puerto Princesa, en la isla de Palawan, pero muy pocos la conocen, lo que la hace mucho más especial.

De no haber sido por Jonathan, quién nos alojó en Puerto Princesa, nosotros también la hubiésemos pasado por alto. Al ser militar, Jonathan conoce como pocos su país, y nos aseguró que Nagtabon es la mejor playa de todo Palawan.

A pesar de estar muy cerca de Puerto Princesa, no hay transporte directo a Nagtabon. Nosotros llegamos a dedo y caminando bastante bajo el durísimo sol, pero cuando llegamos nos encontramos con uno de los lugares más hermosos que hayamos visto. Transpirados corrimos a su encuentro, y ahí estaba ella. Blanca, mullida, impoluta, libre de piedras y plantas, refrescante y cristalina… vacía.

Más información en Palawan: guía para viajar de lo turístico a lo oculto.

Playa Nagtabon, Palawan, Filipinas

La elección fue durísima, pasamos largo rato rascándonos la cabeza y sacándonos los mocos mientras debatíamos por qué incluir a un lugar y dejar afuera de la lista a otro. Hay muchos lugares que no pusimos que la verdad es que son fantásticos, como los templos de Bagan en Myanmar, los de Angkor en Camboya o Luang Prabang en Laos, pero que al ser tan turísticos no llegamos a tener un afecto tan fuerte como con otros.

También hubo otros lugares hermosos en los que estuvimos, pero que alguna mala experiencia los sacaron definitivamente de nuestros corazones, como el Volcán Kelimutu, en Indonesia, donde el dueño de la guesthouse nos encerró en la pieza amenazándonos de que nos robaría todo porque queríamos pagar el precio que habíamos acordado con la esposa y no el que a él se le había ocurrido el día de irnos. O Pantai Bira, sí, también en Indonesia, donde no pudimos disfrutar de la playa perfecta porque fuimos constantemente perseguidos por grupitos de jóvenes que querían sacarse fotos con nosotros o simplemente gritarnos algo para quedar como los más bananas adelante de todos. Gracioso al principio, pero insoportable después de un día de incesantes “MISTERRRRRR, PHOTO MISTER, MISS!!!!” “EHHHH BULE (extranjero occidental), BULE, HELLOOOOOO!!!” “WHERE YOU GO MISTERRRRRR?” “WHERE YOU FROM MISS, MISTERRR? EH BULEEEE JAJAJA!!!”

Pero hay otros lugares que nos duele tanto haberlos dejado afuera, que les vamos a dar un premio consuelo, para que sepan que a ellos también los queremos.

¿NOS PERDONAN?

Parque Nacional Bako, Malasia
Mucho más que trekkings por la selva: trekkings por la selva acompañado por Proboscis, los rarísimos monos “naríz de chorizo”.
Más información en Itinerario de nuestro viaje por Malasia: Borneo.

Proboscis Mono, Parque Nacional Bako, Borneo, Malasia

Cuyo, Filipinas
Viajando en barco por Filipinas, los stop-over pueden ser en pedacitos de paraíso que ni figuran en los mapas, como esta isla entre Palawan y Panai.
No te pierdas Cuyo y la relatividad del “ahí no hay nada”.

Tana Toraja, Indonesia
Los ritos funerarios y la arquitectura siguen intactos en esta milenaria cultura del centro de Sulawesi.
Más información Itinerario de nuestro viaje por Sulawesi y Flores.

Ke'te Kesu, Indonesia

Preah Vihear, Camboya
Tal vez no el más espectacular, pero sí el más controvertido. Preah Vihear es el templo de la interminable disputa entre Tailandia y Camboya.

Templo Preah Vihear, Camboya

Koh Rong, Camboya
Paradisíaca playa de 7 kilómetros de día, que se enciende mágicamente de noche por la luminiscencia del plancton.

Playa Koh Rong, Camboya

Estos fueron nuestros 10 destinos preferidos del Sudeste asiático. Como dijimos, la elección es totalmente personal, basada en nuestra experiencia y preferencias, así que no aceptamos quejas ni coimas. Pero como esto no es una dictadura, podés expresarte libremente en los comentarios, que si ya estuviste por la zona, con tu experiencia podés ayudar a otros que están planeando su itinerario.

¡Buen viaje!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s